Cómo medir el pie de tus hijos

Hay que saber escoger la talla adecuada para cada modelo para no quedarse corto o pasarse. Cuando se trata de los zapatos de los niños, es importante saber con la mayor precisión posible lo que le mide el pie, de esta manera, nos evitamos estar realizando cambios o devoluciones.

Los pasos a seguir para medir el pie de vuestros hijos son:

1. Coloca el pie contra la pared sobre un folio. Sitúalo bien pegado a la pared, de manera que te asegures que el pie está recto.

2. Coge un lápiz y haz una marca donde termina el dedo más largo.

3. Coge un metro y mide en cm desde el extremo del folio hasta la marca en línea recta, sin torcer o doblar el metro. Si se dobla dará más centímetros y no cogeréis la talla adecuada.

 Guía de cómo medir el pie del niño

 

4. Una vez que tengas la medida del pie, compara tu medida con la tabla de medidas de cada modelo que quieras comprar. La medida está justo debajo de la descripción del artículo, si no está, pregúntanos y te la proporcionamos.

Guía de cómo medir el pie del niño

 5. Ten en cuenta que si el pie le mide 16 cm y coges un zapato que mide lo mismo, le estará pequeño, necesita un poco más de espacio, entre 0.5 y 1 cm.

Consejo: Con los zapatos cerrados se puede jugar con los centímetros, siendo 1 cm de más, con respecto a la medida del pie, lo aconsejable. Cuanto más abierto es el zapato, menos podemos pasarnos.

Por otro lado, se ha de tener en cuenta que los pies en verano se hinchan. Además, después de un largo día, por las noches se tienen los pies más hinchados. También se debe pensar si lo llevará con o sin calcetines o leotardos. Son aspectos a tener en cuenta.

Medir un zapato que lleve cómodo

Otra opción que tenemos, es medir un zapato que lleve actualmente de forma cómoda. Para ello, necesitamos un metro metálico, sacamos la plantilla interior y se mide de un extremo a otro.

Este método no es el más fiable, puesto que en ocasiones, algunos fabricantes hacen plantilla interior más cortas, que con el simple tacto de la planta del pie no se percibe, pero para escoger la talla correcta es primordial.

La fiabilidad de la medida correcta la podríamos conseguir introduciendo el metro metálico (pero sin el refuerzo de la punta) desde un extremo a otro de forma vertical (sin torcer). De esta manera obtenemos los centímetros que necesita para andar cómodamente sin rozaduras ni complicaciones.

Guía cómo medir el pie a los hijos

Consejo: Para saber que habéis escogido la talla correcta, hay que poder pasar el dedo entre el talón y el zapato. Esto permitirá saber si tiene holgura suficiente y así poder tener movilidad el pie de vuestros hijos.